Qué es la Terapia Gestalt?

La Terapia Gestalt es una corriente de la psicología humanista, que se posiciona en una visión holística del ser humano, integrando todas sus dimensiones: corporal, emocional y cognitiva.

En su prespectiva unificadora, los focos principales de esta terapia son la toma de conciencia y la presencia en el aquí y ahora. Se favorece así el contacto auténtico con uno mismo y el entorno, la auto-responsabilidad en cada proceso vital , y la confianza en la sabiduría intrínseca del organismo para auto-regularse.

Esta mirada terapéutica busca acompañar al cliente hacia el autoconocimiento, la escucha de uno mismo y el descubrimiento de las propias necesidades.

El objetivo final es que la persona obtenga las herramientas necesarias para vivir desde la autenticidad, haciendo uso de los propios recursos y potencialidades.

Terapia individual.

En una sesión de terapia individual, el terapeuta Gestalt acompaña al cliente en su toma de conciencia del momento presente, desarrollando su “darse cuenta”, su expresión corporal y emocional, y su relación con los otros.

Esta psicoterapia no está forzosamente ligada a la enfermedad, más bien es un camino hacia el desarrollo personal, una invitación a vivir integrando y atendiendo lo que se siente y observa en el momento presente, un proceso que promueve la aceptación, la responsabilidad, la presencia y el darse cuenta.

Precio de la sesión: 40 €. PRIMERA VISITA GRATUITA

Terapia Gestalt y sus principios

El reencuentro con la vitalidad y lo que yo soy realmente: una conducta más integrada a las propias necesidades esenciales.

Valoración de la responsabilidad: “qué hago yo, para que las cosas sean como son”? (Qué estoy haciendo, sintiendo, evitando,negando, inhibiendo, deseando, etc.)

El presente vs. el pasado o futuro: se da valor y conciencia al presente, a lo ovbio, se trabaja con lo que se vive en este momento, más que con lo que se vivió, o con lo que se aventura que se vivirá.

Aceptación de la experiencia: el pasado ya no existe,y el futuro aún no es. Aceptar lo que sí ocurre, lo que sí es, como un camino al a la vida, tal y como es.